“Esfuerzos humanos para la esperanza y el cambio” Dr. James Lawson

The Rev. Dr. James Lawson during the 2016 ICNC Summer Institute in Boston, Massachusetts. Source: ICNC.

Introducción Andreas:

Recuerdo a James Lawson durante el ICNC Summer Institute de 2014 al que asistió como persona observadora. Una tarde tuve una charla con él, hablamos sobre los movimientos sociales actuales. Me preguntó sobre los movimientos en Europa y sobre mi propia forma de activismo. Cuando le conté que estuve involucrada en el movimiento antimilitarista y que estabamos organizando acciones noviolentas, su comentario fue: “Entonces, solo estáis haciendo acciones de testigo”. Y tenía razón. En demasiadas ocasiones, nos falta imaginación, sobre todo, nos falta, compromiso para ponernos a trabajar y organizar un movimiento potente. Su comentario me impactó profundamente y al mismo tiempo me dio el impulso necesario para ponerme a trabajar en ese sentido.

Este articulo fue publicado inicialmente en el blog Minds of the Movement, un blog del International Center on Nonviolent Conflict.

Por Deborah Mathis, 15 de enero de 2018

Hubo un tiempo cuando su nombre aparecía en los titulares de muchos periódicos. Ahora tienes que bucear en los libros de historia para encontrarlo. Siempre fue la misión y no la fama la motivación principal del reverendo James Lawson.

Por eso, su trabajo en un segundo plano junto a Martin Luther King, Jr durante el auge del movimiento para los derechos civiles nunca supuso un problema. A partir de 1950 James Lawson enseñó los principios y estrategias de la resistencia civil noviolenta a cientos de personas a petición de Dr. King. Algunas de estas personas pasaron a liderar las sentadas en los comedores de Nashville en los años 1960, a formar el Comité Noviolento de Coordinación Estudiantil (Student Nonviolent Coordinating Committee (SNCC)), o a finalizar los Freedom Rides en un momento en que el riesgo de violencia casi los detuvo. King llegó a definir a Lawson como “el cerebro del movimiento” y “el educador en noviolencia más grande en América.”

Aun así, definir al reverendo Dr. James Lawson como una “leyenda” o un “icono” de los derechos civiles, tal y como pretendí cuando le entreviste en octubre, te hace sentir un poco tonta y superficial. Lawson es demasiado serio para estos halagos. Los descarta y cambia la conversación hacia el trabajo – no solo hacia el trabajo realizado, le interesa también el que aún está por hacer.

Mucho del activismo en Estados Unidos… se centra en cómo desmantelar las cosas viejas para crear un espacio real que ofrezca nuevas oportunidades, un nuevo momento en el presente,” dijo cuando nos encontramos en Los Angeles, debido a su vuelta al Instituto James Lawson para lideres de movimientos y organizadorxs. “Necesitamos a personas que tengan una comprensión amplia y una imagen clara de las estrategias que la gente utilizaba en campanas de resistencia civil. Y luego … actualizarlas o aplicarlas de nuevo.

Un ejemplo: Durante las sentadas de estudiantes que lograron la desegregación de los comedores de Nashville en 1960, Lawson planteó una táctica para frustrar a sus oponentes. Mientras un grupo se sentaba en la barra solo para ser detenido, otro grupo de activistas tomaba el relevo, se sentaba en los asientos libres y, de nuevo, los arrestaban, esto ocurría mientras el siguiente grupo repetía la operación: entraban en el local, se sentaban en la barra, eran detenidos y el siguiente grupo … Indefinidamente. Las olas de manifestantes agotaron y desbordaron a las autoridades y sus recursos. Además señalaba que las activistas estaban organizadas, no intimidadas por el miedo o paralizadas por una determinación estrecha, eran capaces de superar la resistencia y la capacidad de la oposición. Es así como un sistema se derrumba.

A pesar de su brillantez y efectividad, el método fue una gema prestada, dijo Lawson. Había aprendido la táctica de la marcha histórica de Mahatma Gandhi sobre la salina de Dharasana en 1930, donde las filas de voluntarios daban un paso al frente y se acercaban a los guardias armados que los golpeaban sin piedad.

Las voluntarias llegaban a la puerta y sacaban los cadáveres y las personas heridas", explicó Lawson. "Los despejaban de la puerta y luego los siguientes 200 avanzarían y avanzarían sistemáticamente hacia la entrada. Lo recordé de mi lectura y dije: 'Bueno, esta es la estrategia para esto'”.

A lo largo de los años, Lawson ha acumulado un tesoro de metodologías de resistencia civil noviolenta, que, siempre dispuesto a compartirlas cuando la persona oyente aprecia el valor de los conocimientos. Después de todo, dice, se necesita algo más que un espíritu que enloquece para construir y sostener un movimiento; requiere, fundamentalmente, estudio y planificación.

"Todas las estudiantes que se convertirán en médicos aprenderán y serán entrenados mediante el trato y la atención al paciente en un hospital universitario los últimos dos años", anotó. "Bueno, si la medicina lo requiere, ¿por qué no es esto un modelo de lo que se necesario para otros tipos de esfuerzos humanos que nos aporten esperanza y nos conduzcan hacia los cambios que necesitamos, así como para llevar a cabo los aspectos más nobles de nuestra humanidad?"

En consecuencia, Lawson todavía absorbe nuevas ideas, mientras se deleita con la creciente popularidad de la beca y los estudios sobre resistencia civil. Debido a que el campo está evolucionando, dice, la educación continua es fundamental para el activismo serio.

Entonces, ¿cómo se llama a un hombre que ha estudiado con los discípulos de Gandhi, caminó con Martin Luther King, Jr. y ayudó a guiar un movimiento?

Si quieres honrarlo, elige la etiqueta que prefiera, la que él mismo se da: un "aprendiz".

 

Deborah Mathis

Como directora de comunicaciones del ICNC, Deborah desarrolla, ejecuta y coordina las comunicaciones, el marketing y las relaciones mediáticas del ICNC, trabaja en colaboración con el personal y las asesoras de la organización. Ayudó a desarrollar el blog Minds of the Movement y es su co-editora.

Fuente
An ICNC blog on the people and power of civil resistance
The Rev. Dr. James Lawson on “Human Endeavors for Hope and Change”