Transicionera transnacional: Solidaridad con víctimas de represión en el sureste de Turquía

Serdar Kuni

Pensar global, actuar local es uno de los principios de La Transicionera. No obstante, a veces también hace falta actuar al nivel global, y apoyar directamente a movimientos sociales en otros países. Desde hace tiempo más de 20 años trabajo con colectivos antimilitaristas y pacifistas en Turquía. En los últimos años, y sobre todo desde junio de 2015, la represión contra de los movimientos sociales en el sureste del país – las regiones mayoritariamente kurdas – ha aumentado mucho, produciéndose una escalada de violencia que ha generado miles de víctimas civiles *).

A finales de abril viajo nuevamente al sureste de Turquía, esta vez a Şirnak, una ciudad en la provincia con el mismo nombre, cerca de la frontera con Siria. El motivo de este nuevo viaje es el juicio del médico Serdar Küni, detenido en octubre de 2016 por “haber tratado a militantes del Partido de Trabajadores de Kurdistan (PKK) sin informar a las autoridades”. Además, el fiscal le considera miembro del PKK, una organización ilegal y considerada terrorista en Turquía y por la Unión Europea.

Serdar Küni es médico y trabajó por muchos años en el centro de salud de Cizre, incluso durante de los 79 días de toque de queda que sufrió esta ciudad y que dejó mas de 100 personas muertas, varios barrios completamente destruidos y decenas de miles de personas desplazadas. Serdar Küni fue también presidente del Colegio de Médicos de Cizre y representante local de la Fundación de Derechos Humanos de Turquía (TIHV) en la ciudad.

Durante la ultima sesión de su juicio, el 13 de marzo 2017, los cuatro testigos de la fiscalía renunciaron a sus declaraciones y dijeron que fueron extraídas bajo tortura. No en vano, todos los testigos fueron detenidos durante el toque de queda de la ciudad de Cizre y todas las declaraciones fueron firmadas a medianoche. En el juicio todas ellas declararon que nunca han visto a Serdar Küni. Küni, por su parte, declaró que era su deber como médico tratar a cualquiera persona víctima del conflicto armado, y que como médico es parte de su obligación guardar el secreto profesional.

Según la Convención contra la tortura, firmada por Turquía, hay que concluir un juicio inmediatamente cuando se desvela que las declaraciones de los testigos son el resultado de casos de tortura. No obstante, el juicio de Serdar Küni continua y el fiscal se ha opuesto a su liberación. Por eso, la TIHV está movilizando una delegación internacional para observar la próxima sesión del juicio, el día 24 de abril de 2017 en Şirnak. La TIHV tiene mucha esperanza que ese día Serdar Küni finalmente sea puesto en libertad. La Transicionera también lo tiene y por eso allí estará.

Nota:

Podéis ver un análisis y un comunicado después de una visita el año pasado.

Servicio