You are here

Plan de Acción de Movimiento: Punto de partida estratégico nº 5:

5. El objetivo es el respaldo del ciudadano ordinario, que da poder a los que detentan el poder dándoles su consentimiento. La cuestión central en los movimientos sociales es la lucha entre el movimiento y los que detenta el poder para obtener el apoyo de la mayoría de la población, la cual en última instancia tiene el poder para preservar el status quo o crear cambio.

Muchas veces en los movimientos sociales – en nuestros folletos o comunicados de prensa – hacemos demandas al gobierno, a los poderosos. Aunque si queremos que cambian su política, es poco probable que van a hacerlo por que nosotrxs lo demandan. O, como lo expresa Si Kahn: “Generalmente, las cosas que una estructura de poder tiene la voluntad de proveer a la gente pobre las ya hace o va a hacer con un poco de persuasión por la gente pobre – es decir si la 'preguntamos cortésmente'.1 Sabemos que eso es poco, que hay que hacer mas que “preguntar cortésmente”.

Para eso es importante para cualquier movimiento social desarrollar su propio poder – el poder de la gente. O, como dice Bill Moyer: “El poder de los movimientos es directamente proporcional a la contundencia con que la gente ejerce su descontento y demanda un cambio. Por lo tanto el tema central de los movimientos sociales es la lucha entre el movimiento y los poderosos para ganar los corazones (simpatías), mentes (opinión publica) y el apoyo activo de la gran mayoría de la populación, que básicamente tiene el poder para preservar el status quo o crear un cambio.2

No hay atajos. El trabajo principal de los movimientos sociales consiste en educar, activar, y movilizar el apoyo de la gente, convencerla de sus propuestas y demandas.

Este paradigma se basa en un entendimiento del poder como relación. El poder de los poderosos básicamente depende de la cooperación, aquiescencia y del apoyo tácito de la gran mayoría de lxs cuidadanxs3. Si es así, tenemos el poder de efectuar un cambio fundamental – pero solamente cuando podemos movilizar el apoyo activo de una gran mayoría. Y la tenemos que convencer tres veces, según Bill Moyer: al primero que el problema de que tratamos es un problema grave que necesita atención, al segundo que las soluciones de los poderosos no sirven, y hay que resistir su política, y al tercereo que si nuestras propuestas sirven para solucionar el problema y crear un mundo mejor.

Notas:

1Si Kahn: How People Get Power. NASW Press, Washington DC, 1994

2Bill Moyer: Movement Action Plan. A Strategic Framework Describing The Eight Stages of Successful Social Movements, Social Movement Empowerment Project, San Francisco, 1987

3Bill Moyer et al: Doing Democracy. New Society Publishers, Gabriola Island, 2001

Theme based on Danland customised by Visions on the Net