You are here

Plan de Acción de Movimiento: Punto de partida estratégico nº 2:

2. Los movimientos sociales están en el centro de la sociedad. Están basados en valores sociales más progresistas: justicia, libertad, democracia, derechos civiles... Aunque se opongan al Estado o al Gobierno, los movimientos sociales promueven una sociedad mejor, no trabajan contra ella.

En cualquiera sociedad y cultura hay valores básicos como justicia o libertad en que se basa también cualquier movimiento social. Aunque a veces puede ser difícil imaginarse como representante de los valores centrales de la sociedad – por ejemplo cuando pensamos en el racismo, el patriarcado o otros sistemas de dominación y exclusión que nos pueden aparecer como valores hegemónicos de la sociedad – es importante insistir en los valores y distinguir entre valores y ideologías. Las ultimas manipulan los valores para crear y justificar sistemas de dominación y exclusión, y hacen invisible los valores centrales compartidos por un gran parte de la sociedad (véase también: poder invisible). Lo difícil a veces es desenmascarar lo ideológico de los valores y hacer visible como la ideología viola los valores, pero es una tarea crucial para cualquier movimiento como parte del “framing” (encuadre o marco) del problema. Como dice Teresa Sádaba: “Los movimientos son considerados agencias de significación colectiva con capacidad para difundir ideas en la sociedad, ligados a la cultura en la que se inscriben y una de sus tareas fundamentales es la de producir esos marcos de referencia que se convierten en herramientas tácticas y conscientes de los activistas.”
El framing podemos considerar como una táctica. No obstante, que los movimientos sociales – nosotrxs – realmente representan y defienden los valores centrales de la sociedad es mucho mas significante. Es también una pregunta de la postura y identificación como activistas y movimientos. Cuando – desde “Occupy” – hablamos de los 99%, significa un logro enorme, por que significa la realización por parte de los movimientos que nosotrxs representamos la gran mayoría y sus valores, y no somos “el margen” radical de la sociedad. Pero hablar de los 99% no es lo mismo que tener el apoyo de los 99%. Lo importante es la actitud, y la posibilidad de formar o entrar en coaliciones o alianzas, y la postura de una lucha social en defensa de (y no en contra de) la sociedad.
Como dice Bill Moyer: “Activistas en los movimientos sociales solamente pueden tener éxito cuando pueden convencer a la gran mayoría de la gente que realmente es el movimiento y no son los poderosos que representa los valores de la sociedad.” Entonces, lo mas importante para los movimientos sociales es creer en la gente, en que es posible desenmascarar los valores centrales de nuestra sociedad. Saul Alinsky, el gran organizador de los EE.UU., lo explicó de manera similar: “Al creer en la gente, el activista se propone organizarlos para que alcancen el poder y la oportunidad de enfrentarse a cada crisis futura e impredecible, mientras avanzan en su eterna búsqueda de los valores de igualdad, justicia, libertad, paz, preocupación por la vida humana, y todos aquellos derechos y valores planteados por el judeocristianismo y la tradición política democrática”.
Muy relacionado con eso es el tercer punto de partida.

Training area: 

Theme based on Danland customised by Visions on the Net