Se encuentra usted aquí

Plan de Acción del Movimiento: Fase VII – Éxito

El éxito real (Fase VII) es un largo proceso y a menudo es difícil percibirlo. En el capitulo siguiente exploramos mas detallada unos mecanismos del éxito de movimientos sociales. El movimiento entra en la fase VII cuando una gran mayoría de la sociedad no solamente se opone a las políticas de los poderosos, pero además hay un deseo de un cambio, y un apoyo a las alternativas promovido por el movimiento. Muy simplificado podemos distinguir entre tres arquetipos del éxito:

  • Un enfrentamiento dramático: El enfrentamiento dramático es muy similar a la fase IV del movimiento. Los poderosos no se rinden, pero además de un apoyo mayoritario a las alternativas del movimiento, aparecen desacuerdos entre los poderosos. A través de campañas masivas de acciones directas noviolentas y/o de desobediencia civil el movimiento activa el mecanismo de la perturbación (véase: los cinco mecanismos causales del cambio social) para ganar el éxito. Por las acciones masivas del movimiento los desacuerdos dentro de los poderosos incrementan, hasta un parte esencial de los poderosos reconoce que continuar con su política es mas costoso y peligroso que rendirse. En el caso de un enfrentamiento dramático es muy visible que el cambio social es un resultado de la lucha del movimiento. Por eso, los poderosos mas inteligentes van a evadir este escenario.

  • Un enfrentamiento silencioso: Los poderosos reconocen entre si mismo que no es posible continuar su política, y desarrollan una nueva política que incorpore mas o menos las demandas del movimiento, pero la presentan como la suya, y no aceptan públicamente la victoria del movimiento. Los medios de comunicación también presentan la nueva política como política de los poderosos, y no como una éxito del movimiento. Los mecanismos causales principales en este caso es la preferencia publica en combinación con oportunidades políticas como la inestabilidad de preferencias electorales y un desacuerdo dentro de los poderosos.

  • Atrición prolongada: En el escenario de la atrición prolongada, el movimiento esta ganando poco a poco, en un tiempo que puede durar décadas. Los mecanismos causales del éxito son principalmente la preferencia publica, el mecanismo jurídico, y el acceso político. Poco a poco las administraciones cambian sus políticas tomando en cuenta las exigencias del movimiento, o forzado por sentencias de los cortes.

Aunque el movimiento esta en el proceso de ganar, el éxito no esta garantizada hasta la implementación de los cambios exigidos. La fase VII es una fase de la lucha entre los poderosos y el movimiento, y el grado del éxito depende mucho de las estrategias adaptadas por el movimiento y su capacidad de navegar el conflicto con los poderosos.
 

El Movimiento

La tarea del movimiento no es sólo conseguir que se cumplan sus exigencias, sino también un cambio de paradigma, una nueva manera de pensar. El movimiento ahora incluye todos los cuatro roles y esta formada de una variedad de coordinaciones y coaliciones de organizaciones. La participación es muy amplia, y crea un costo real para los poderosos, incluyendo un costo económico en caso de huelgas, boicot, o otras formas de acciones directas noviolentas.

Las estrategias del movimiento dependen mucho del arquetipo del enfrentamiento final. En el escenario del enfrentamiento dramático, el movimiento usa las mismas formas de acción como en la fase del despegue, aunque a un nivel mas amplio y avanzado. Para un éxito, el movimiento tiene que desmontar los pilares del apoyo de los poderosos y causar una perturbación masiva, que pone en riesgo el poder de los poderosos – hasta una situación revolucionaria con la derroca del gobierno.

En el escenario de un enfrentamiento silencioso, lo importante es reconocer y demostrar que lo que están haciendo los poderosos es realmente rendirse y aceptar y implementar las demandas del movimiento.

En la atrición prolongada el movimiento usa de nueva los canales establecidos – la vía jurídica, electoral, peticiones, consultas del gobierno, etc – para poco a poco lograr cambios. Además, unxs expertxs con posiciones cerca del movimiento entran en las instituciones del poder – las administraciones del estado, las empresas, etc – y promueven políticas mas adecuadas desde dentro del sistema.

En los dos últimos escenarios el papel del movimiento es menos visible. El trabajo se hacen mas en las organizaciones profesionales de la oposición y dentro de las instituciones.
 

Los poderosos

Los poderosos no quieren cambiar su política, pero el precio social, político, y económico esta incrementando. Resulta en desacuerdos entre los poderosos como responder a las demandas del movimiento. Las estrategias de los poderosos dependen del arquetipo del enfrentamiento final:

En el enfrentamiento dramático, los poderosos van a intentar continuar su política, hasta los desacuerdos entre los poderosos aumentan y un parte mas progresivo de los poderosos reconoce que una continuación de la política es mas costoso que rendirse. Si hablamos de una situación revolucionaria, el peligro es que los poderosos mas duros incrementan la represión violenta del movimiento, para destruirlo.

En el enfrentamiento silencioso los poderosos reconocen que no pueden continuar su política, y van a desarrollar estrategias para presentar las nuevas políticas como las suyas.

En el escenario de la atrición prolongada los poderosos van a intentar impedir cada logro pequeño del movimiento, hasta que poco a poco las posiciones cambian en un proceso muy lento de la transformación.
 

El publico

Una gran mayoría del publico desea un cambio. Ahora, el publico esta listo para cambiar su preferencia electoral, participar en actividades al nivel local del movimiento apoyando las alternativas promovidas. En el escenario del enfrentamiento dramático (o revolucionario) la participación del publico en las campañas de acciones directas noviolentas o de desobediencia civil es mas amplia que en la fase IV.

Lxs ciudadanxs ahora ya no tienen miedo del cambio, pero están tan repugnado por las violaciones de sus valores centrales por los poderosos y sus políticas que desean un cambio, y apoyan o se involucran en las actividades del movimiento.
 

Objetivos:

Los objetivos principales del movimiento son:

  • desarrollar y implementar una estrategia del éxito adecuada según el arquetipo del enfrentamiento final;

  • reconocer y celebrar su éxito;

  • trasladar parte de la energía y experiencia del movimiento para crear condiciones democráticas para un cambio social en relación con otras problemas relacionadas;

  • convencer a lxs activistas y el publico que es necesario un cambio fundamental del paradigma que ha causado el problema.

Trampas:

Según Bill Moyer, muchxs activistas sufren de depresiones en esta fase, por que no reconocen que su movimiento ha logrado el éxito. Es cierto que muchas veces es difícil claramente reconocer la contribución del movimiento al éxito, especialmente en los escenarios del enfrentamiento silencioso o de la atrición prolongada. Aun peor, los poderosos y los medios de comunicación no atribuyen el cambio de las políticas al movimiento, pero reclaman el éxito de los poderosos. Las trampas principales son:

  • no reconocer las señales de un enfrentamiento final y las tácticas usadas por los poderosos;

  • un miedo de proclamar que el movimiento esta ganando, por un miedo que el apoyo de la sociedad va a disminuir;

  • no reclamar el éxito por que todavía hay tanto sufrimiento por el problema y existen tantos otros problemas en la sociedad;

  • hacer demasiadas concesiones en temas claves del problema, para lograr un éxito;

  • Obtener unas reformas importantes sin lograr un cambio del paradigma.

Crisis

Aunque el movimiento ha logrado un éxito importante, todavía falta mucho para un cambio del paradigma, y hay que guardar los éxitos de un contraataque de los poderoso cuando baja la movilización.

Theme based on Danland customised by Visions on the Net